Laura y Ana

 Amor entre hermanas

Cuando me encuentro entre amigos, es siempre una experiencia divertida y amena. En este caso disfruté con una familia a la que le tengo un especial cariño. Laura, la hermana mayor siempre ha tenido ese papel asignado incluso antes de serlo. Tranquila, obediente, educada, responsable… nadie recordamos de ella una típica rabieta infantil, es la pieza fundamental de Ana, su fiel admiradora, pizpireta y sin parar de dialogar sigue los pasos de Laura, me recordó mi infancia al lado de mi hermano y es que los hermanos pequeños nos sentimos protegidos junto a los hermanos mayores, son nuestros héroes, al lado de ellos todo es más fácil. Jugaron y corrieron juntas, incluso demostraron su arte, pero cada beso de Ana a Laura fue desde ese sentimiento de admiración y cariño por su compañera de juegos.