Sesión newborn con hermanito, Montecarmelo, Madrid.

  

   El papel de ser el mayor de los hermanos, siempre he pensado que no es nada fácil, sobre todo si has sido el único niño en toda la familia. Mario llevaba dos años siendo el centro de atención de tíos, abuelos y por supuesto de papa y mamá, e incluso la mía, pero la ilusión y las ganas de conocer a Martina nos dejaba ver que iba a ser un motivo de felicidad y alegría más que de envidias o disgustos. Y así fue, con tan solo dos añitos tuvo un papel tan correcto como el es, y la verdad es que no nos sorprendió a ninguno porque los que lo conocemos sabemos que tiene algo especial en su manera de explicarse, de mirarte y de sonreír. Una sesión de fotografía infantil un día y de newborn otro